P’al feis: el ritual de compartir los rituales

De bucles, espejos y laberintos

Durante estas últimas semanas toda mi energía ha estado concentrada en una boda, la de una persona muy cercana a mí. La energía no sólo ha sido por la alegría de dicho evento, sino porque he acompañado a los novios en la planeación de la misma. Durante todo el proceso, desde el anuncio del compromiso hasta el último minuto de la boda, el común denominador ha sido la palabra “compartir”. El novio decidió compartir en Facebook la alianza y el instante de entregar el anillo. Cientos de “likes” y comentarios invadieron el muro del hoy recién casado. Al siguiente día de la boda ya eran decenas de fotos las que circulaban por este mismo medio.

Una manifestación en particular fue la que más ideas me detonó, fue una  bastante cotidiana, pero significativa. Durante la ceremonia (realizada en un jardín), habían aproximadamente 15 personas rodeando a los novios con sus celulares…

Ver la entrada original 894 palabras más

Anuncios